Asturias un Paraíso para la Pesca

Asturias es un verdadero paraíso para los pescadores. Grandes ríos y aguas cristalinas, saltos continuos y pequeñas cascadas, atraen cada año a miles de personas decididas a poner a prueba su paciencia y destreza con la caña con un gran objetivo: pescar un salmón. De hecho, la pesca se vive con una expectativa muy especial en esta zona. ¿Quieres probar?

A mediados de marzo se abre una de las temporadas más esperadas del año en Asturias: la temporada de pesca, un auténtico acontecimiento para los aficionados a este deporte. Los ríos de esta región del norte de España son un referente para la pesca del salmón, que encuentra en estas aguas un extraordinario hábitat natural. Con la llegada de la primavera se abre la temporada y los pescadores con sus cañas pasan a formar parte del paisaje cotidiano de los ríos asturianos. Los claros cauces de los ríos con sus fuertes corrientes son el escenario ideal para practicar el arte de la pesca. Muchos de ellos cruzan profundos valles, serpenteando por curvas y barrancos. Ríos como el Navia, el Sella, el Cares, el Narcea, el Nalón, el Esva y el Eo, con sus saltos de aguas oxigenadas y transparentes, son ricos en salmones, truchas y truchas marrones, pero también albergan otras especies. ¿Te gustaría ver videos de pesca de estos lugares?

Pero antes de preparar las líneas y lanzarlas en busca de suerte, es necesario preguntarse cuidadosamente sobre las características del tramo del río donde se van a pescar, ya que podría ser una zona de libre acceso, reserva, pesca prohibida, captura y liberación o sujeta a protección especial. Le recomendamos que se ponga en contacto con las oficinas de turismo donde le proporcionarán información completa sobre estos temas.

Para pescar en las reservas deberá solicitar una autorización especial que variará en función de si es ciudadano de la Unión Europea o no. Si desea saber cómo solicitar, los plazos y el importe de las licencias, puede consultar el Sistema de Información Ambiental del Principado de Asturias. También existen empresas que se ocupan de la gestión de todos los trámites para la obtención de autorizaciones y permisos. Le aseguramos que merece la pena visitar las cuencas asturianas y sentir la emoción de pescar en un lugar privilegiado, dominado por la presencia de una naturaleza más verde y pura.

Así, hasta noviembre, dependiendo del río y del tipo de reserva, te espera una temporada en la que la diversión está plenamente garantizada. Sólo necesitarás señuelos, cucharas de té, botas, cañas de pescar y una bonita canasta para llevar tu trofeo. Desafía tu destino y disfruta del privilegio de pescar en esta región única.