Comprar y vender online

Esta actividad se ha convertido en una actividad habitual y el comercio online, también conocido como e-commerce, es uno de los canales de venta más utilizados tanto por empresas como por usuarios. La ventaja del comercio electrónico, además de ser un sistema rápido, cómodo, barato y exclusivo, es la posibilidad de que cualquier persona venda y compre en línea, aunque no tenga una tienda física, aprovechando las plataformas comerciales ya presentes en la red desde hace varios años, como eBay, o abriendo su propia página de ventas. Dado el éxito de las compras en línea (en 2012 más de 10 millones de italianos compraron en línea) muchas empresas y muchos amantes de Internet han decidido abrir una tienda en línea.
¿Cómo abro una tienda en línea?
Como se mencionó anteriormente, la compra y venta en línea se puede hacer a través de diferentes canales:
Puede utilizar las plataformas existentes en las que puede vender sus productos (creando así una pequeña tienda online).
crear su propia tienda en línea en su propia página específica.
La elección de abrir una actividad de venta online puede parecer un juego, ya que muchas plataformas de comercio electrónico están disponibles en línea con varias características y son fáciles de usar (como Magento, Prestashop, WordPress Woocommerce, Joomla VirtueMart, Shopify, etc.), pero la gestión de una tienda online implica un compromiso diario y un fuerte enfoque en actividades logísticas que no deben subestimarse antes de embarcarse en una experiencia de este tipo. En primer lugar, para abrir una tienda de comercio electrónico en Italia, es necesario regular su actividad: abrir un número de IVA, presentar la Comunicación Única a la Cámara de Comercio, necesaria para la inscripción en el INPS, la Agencia Tributaria y el Registro Mercantil. Respetar el camino burocrático es esencial para poner en marcha su tienda en línea. Incluso la elección de la plataforma de comercio electrónico a utilizar no es un elemento secundario: estudiar su audiencia, hacer estudios de mercado y elegir la plataforma de acuerdo a sus necesidades. Todas las plataformas están equipadas con funciones básicas, típicas de las páginas de venta online: catálogo de productos, carrito de la compra, gestión de pedidos, almacén, gestión de pagos, etc.
¿Qué se necesita para gestionar una tienda online?
Gestionar una tienda online significa, en primer lugar, poder hacer frente a todas las actividades complementarias: logística, atención al cliente y promoción. La logística cubre toda la organización y gestión del producto desde su tienda hasta la entrega del producto al cliente. Se debe prestar especial atención a los gastos de envío: muy a menudo se utilizan los gastos de envío fijos, o en el caso de los gastos variables es mejor entrar en la tabla con los precios en función del país de destino. La atención al cliente no es más que atención al cliente: ofrecer un buen servicio al cliente es fundamental para fidelizarlo. No pongas un teléfono móvil como número de atención al cliente, podría dar poca credibilidad a la empresa, mejor un teléfono fijo o un número gratuito. Por último, se mantienen las actividades de promoción. Utilice las redes sociales para promocionar su página y publicar mensajes que atraigan a sus clientes de forma continua. No puede excluirse la antigua práctica del e-mail marketing, que sigue siendo eficaz especialmente para el lanzamiento de descuentos o promociones.
Descubre más en shopify.com.mx/online